Buscar
Iccon - Consultoría
Creatividad dentro de la empresa
Practicar el intercambio de opiniones con distintas  áreas de la empresa, preguntar a los nuevos empleados.
De la divergencia de opiniones surgen las nuevas ideas.
Creatividad dentro de la empresa
Una nueva mirada
Para ver nuevas oportunidades desde un lugar diferente, con el foco centrado en las personas y las experiencias.
Una nueva mirada
"Atender" a los Clientes
No siempre vemos u oímos, todo lo que
se nos presenta.
Escuchemos a nuestros clientes
con atención, ellos dicen más
de lo que creemos o interpretamos.
COACHING EMPRESARIAL

Para mejorar  y desarrollar habilidades en la vida, en los negocios, en sus relaciones de manera que las personas sean más felices, más productivas y exitosas con capacidad para alcanzar sus metas de una forma equilibrada.

 COACHING EMPRESARIAL
COACHING FINANCIERO

Se enfoca en las relaciones de las personas con el dinero, las finanzas y las creencias respecto al bienestar económico, a efectos de lograr una vida plena.

COACHING FINANCIERO

Servicios

Comunicaciones

Servicios
Se trata de conformar los distintos aspectos de la comunicación interna, las habilidades sociales, la resolución de conflictos y la regulación de emociones.

El vaso ¿medio vacío o medio lleno?

Nuevas conversaciones que cambian la mirada

El vaso ¿medio vacío o medio lleno?


Cada persona tiene un conjunto de creencias personalizadas que le dan una visión única de la realidad.
Esas creencias determinan el significado que le damos a cada situación o suceso que vivimos.
¿Qué es lo que sucede desde que pasa lo que pasa y hacemos algo?
¿Qué es lo que procesamos interiormente que produce el resultado que surge en consecuencia?



Proceso común “del hecho a la acción”.

1)Se produce un hecho______2)tengo un pensamiento_______3)me viene un sentimiento_______4)tomo una acción.

Hecho: sucesos detonantes: Situaciones o personas específicas. (Ejemplo: venta de la empresa donde trabajo)
Pensamiento: Lo que se cree sobre los hechos detonantes producto de su historia personal y familiar, educación, condiciones físicas, valores, creencias, recuerdos, etc. (ejemplo1: esta venta es un problema, van a poner en mi puesto a alguien de “ellos” y yo no sé a dónde iré a parar, ejemplo2: me prepararé para demostrarles a los nuevos dueños mi capacidad para poder acceder a un puesto más importante.)
Sentimiento: Emoción, estado interno que emerge a través de mi pensamiento. (ejemplo1: miedo, resentimiento, ejemplo2: confianza, entusiasmo)
Acción: comportamientos y acciones en consonancia a la emoción que surge. (ejemplo1: no voy a las reuniones de integración, ¿de qué me va a servir?, ejemplo2: busco la oportunidad para conversar con los nuevos dueños, me acerco y ofrezco apoyo, etc.).

Un mismo hecho puede producir acciones diferentes. ¿Por qué?

Lo que hago no es resultado de los hechos sino de la emoción que siento.

Si con mis acciones actuales no logro lo que quiero, entonces debo cambiar lo que estoy haciendo. Para cambiar lo que estoy haciendo debo sentirme con otra emocionalidad, positiva, optimista, de confianza. ¿Pero cómo puedo cambiar mis emociones si lo que me está pasando me perturba tanto? No hay magia, aunque después de lograrlo lo pareciera.
  • Comprender que hay un hecho o suceso, que es independiente a lo que yo crea o sienta.
  • Reconocer la emocionalidad en la que estoy o mejor dicho la emocionalidad que “me tiene”, (miedo, rabia, vergüenza, etc.)
  • Reflexionar: a) ¿qué estoy logrando de esta forma?, b) ¿qué es importante para mí de todo esto? c) ¿me sirve sentirme así? c) ¿cuál es mi creencia predominante?, etc.
  • Cambiar la/s creencia/s que me limitan, por otra/s potenciadora/s.
Si realizo el cambio, ahora que mis creencias son otras, puedo decir que pienso diferente y siento distinto por lo cual voy a tener un comportamiento en línea con lo que quiero lograr.

Ejemplo.
Un empleado quiere progresar en su empresa y tener un salario más alto. Se entera que se va a crear un nuevo puesto en la empresa que podría ser una promoción, pero piensa que es un cambio muy importante, difícil y no va a poder. Está disgustado y decide no participar de la selección.

¿Cómo sería el proceso de cambio para este empleado?

Reemplazar las creencias limitantes (“no voy a poder”) por creencias potenciadoras (“yo soy capaz de luchar por lo que quiero”, “yo soy el único responsable de mis resultados”, “si otras personas han podido entonces yo también podré”) que nos lleven al logro de nuestras metas (obtener un mejor puesto laboral).

He aquí algunas de las conversaciones internas limitantes basadas en nuestras creencias.
  • Esto no es para mí.
  • Me resulta difícil.
  • No voy a poder.
  • Me van a decir que no.
  • No me van a dar las fuerzas.
  • Lo dejo para después.
  • Las circunstancias no me lo permiten.
  • ¿Por qué me pasa esto justo a mí?
¿Cómo hacer para que nuestras conversaciones internas sean potenciadoras?

Las personas en alguna medida tenemos conversaciones interiores que nos pueden frenar y a veces hasta paralizar, lo que nos lleva inevitablemente al fracaso o resultado no deseado.
Esa voz que nos llega interiormente habla sobre temas que se han ido grabando en nuestra mente desde la infancia, casi sin darnos cuenta. Es lo que va constituyendo nuestras creencias, todo aquello que no cuestionamos y creemos que es verdad. Puede ser bueno o no, según el tipo de creencias.

Esa voz interior permanece allí, con esa postura firme, a menos que decidamos hacer algo y empecemos a cuestionarla si es que no nos deja avanzar.
Por ejemplo: ¿Quién dijo que yo “no soy capaz”?.
No te dejes convencer, pues esa conversación no se refiere a ti, sino a creencias “impuestas” a través de la crianza, educación, valores familiares, creencias familiares, cultura nacional, etc. Si no lo crees, poco a poco perderá fuerza, entonces serás libre, harás lo que quieras hacer y alcanzarás tus metas, incluso las superarás.

Si quiero cambiar una creencia limitante, por ejemplo “lo dejo para después” lo que debo hacer es sustituirla por otra creencia que me de beneficios: “el mejor momento es ahora”. Se trata de un cambio que se concreta a través de un proceso voluntario con la práctica constante y convencida, de que ahora la verdad es esta última creencia, con ello, desaparece la primera creencia.

El cuento de Jorge Bucay "El arcángel caracol" es un claro ejemplo de cómo teniendo fé en nuestras propias convicciones actuamos para lograr lo que queremos.

Hay una vieja fábula oriental que cuenta la llegada de un caracol al cielo. El animalito había venido arrastrándose kilómetros y kilómetros desde la tierra, dejando un surco de baba por los caminos y perdiendo también trozos del alma por el esfuerzo. Y al llegar al mismo borde del pórtico del cielo, San Pedro le miró con compasión. Le acarició con la punta de su bastón y le preguntó:
- “¿Qué vienes a buscar tú en el cielo, pequeño caracol?”
El animalito, levantando la cabeza con un orgullo que jamás se hubiera imaginado en él, respondió:
- “Vengo a buscar la inmortalidad.”
Ahora San Pedro se echó a reír francamente, aunque con ternura. Y preguntó:
- “¿La inmortalidad? Y ¿qué harás tú con la inmortalidad?”
- “No te rías”, dijo ahora airado el caracol. “¿Acaso no soy yo también una criatura de Dios, como los arcángeles? ¡Sí, eso soy, el arcángel caracol!”
Ahora la risa de San Pedro se volvió un poco más malintencionada e irónica:
- “¿Un arcángel eres tú? Los arcángeles llevan alas de oro, escudo de plata, espada flamígera, sandalias rojas. ¿Dónde están tus alas, tu escudo, tu espada y tus sandalias?”
El caracol volvió a levantar con orgullo su cabeza y respondió:
- “Están dentro de mi caparazón. Duermen. Esperan.”
- “¿Y qué esperan, si puede saberse?”, arguyó San Pedro.
- “Esperan el gran momento”, respondió el molusco.
El portero del cielo, pensando que nuestro caracol se había vuelto loco de repente, insistió:
- “¿Qué gran momento?”
- “Este”, respondió el caracol. Y al decirlo dio un gran salto y cruzó el dintel de la puerta del paraíso, del cual ya nunca pudieron echarle.


ivonne.casulo@iccon.com.uy

http://www.iccon.com.uy
© 2011 iccon.com.uy | ivonne.casulo@iccon.com.uy | Montevideo. Uruguay
i2es