Buscar
Iccon - Consultoría
Creatividad dentro de la empresa
Practicar el intercambio de opiniones con distintas  áreas de la empresa, preguntar a los nuevos empleados.
De la divergencia de opiniones surgen las nuevas ideas.
Creatividad dentro de la empresa
Una nueva mirada
Para ver nuevas oportunidades desde un lugar diferente, con el foco centrado en las personas y las experiencias.
Una nueva mirada
"Atender" a los Clientes
No siempre vemos u oímos, todo lo que
se nos presenta.
Escuchemos a nuestros clientes
con atención, ellos dicen más
de lo que creemos o interpretamos.
COACHING EMPRESARIAL

Para mejorar  y desarrollar habilidades en la vida, en los negocios, en sus relaciones de manera que las personas sean más felices, más productivas y exitosas con capacidad para alcanzar sus metas de una forma equilibrada.

 COACHING EMPRESARIAL
COACHING FINANCIERO

Se enfoca en las relaciones de las personas con el dinero, las finanzas y las creencias respecto al bienestar económico, a efectos de lograr una vida plena.

COACHING FINANCIERO

Servicios

Comunicaciones

Servicios
Se trata de conformar los distintos aspectos de la comunicación interna, las habilidades sociales, la resolución de conflictos y la regulación de emociones.

SE VALORAN CONDICIONES PARA TRABAJAR EN EQUIPO.

Cualidades de un equipo de trabajo de alto rendimiento.

SE VALORAN CONDICIONES PARA TRABAJAR EN EQUIPO.

“Se valoran condiciones para trabajar en equipo"
. Esta frase la escuchamos de muchas organizaciones, avisos con ofertas de trabajo, evaluaciones de desempeño del personal, etc.. ¿Cómo se adquiere esta condición o atributo?Trabajar en equipo es una habilidad que se aprende y este aprendizaje se adquiere sólo en equipo, experimentándolo.

Desde niños pequeños queremos hacerlo todo solos, ni preguntamos cómo se hace algo, lo hacemos. Primero jugamos solos y luego con otros queremos ganar siempre, con o sin esfuerzo. Cuando ingresamos en la etapa de la enseñanza primaria y luego la secundaria y más avanzada también, los docentes nos piden que realicemos trabajos en equipo y empezamos a percibir algunas dificultades: ¿quién dirige el equipo?, hay compañeros de equipo que no hacen nada, nos peleamos por quien tiene una mejor idea, no tengo claro el trabajo que tenemos que hacer ni para qué sirve, etc.
En la vida laboral, profesional, más adulta, también podemos percibir las mismas dificultades.

¿Qué hacer?

No alcanza con ir a seminarios y cursos sobre el tema de “Cómo trabajar en equipo” para generar cambios en las personas y que produzcan buenos resultados. Estos espacios que transfieren información a los asistentes, lo cual es muy bueno, impactan en el proceso del pensamiento y si se aprovechan bien nos ayudarán a encontrar caminos para realizar los cambios. Asimismo, no es suficiente con los cursos porque no toman en cuenta o no se enfocan lo bastante en el proceso del sentir y del hacer en el diario vivir. Por ejemplo: cambiar de ser una persona que compite continuamente –en la familia, con los amigos y en el trabajo- a una persona que coopera, es salirse de la cultura del “tener” para apoyarse en la del “ser”. Algo similar ocurre para dejar de lado al “jefe autoritario” y lograr alcanzar al “líder participativo” pues se trata de cambios internos (luego de un insight) y cambios de actitud.
A través de los cambios internos y actitudinales de las personas se podrán consolidar los buenos equipos de trabajo dentro de organizaciones con cultura del “ser y hacer”.

¿Qué se necesita para que mi equipo de trabajo funcione muy bien y llegue a cumplir sus metas?

En la empresa, luego de conformar el equipo y asegurarnos que sus miembros y el equipo en sí mismo cuentan con los atributos adecuados (responsabilidad, compromiso, confianza, apertura, etc.) lo que se busca es que sea exitoso y logre buenos resultados. Para que el trabajo en equipo sea eficaz y de alto rendimiento es necesario que cuidemos las siguientes cualidades:

Liderazgo. Los líderes deben tener habilidades de coach. El buen liderazgo motiva a que los empleados realicen su trabajo con orgullo. Los líderes escuchan y se ganan el respeto de los demás. Un líder adecuado debe tener la visión de hacia dónde va la organización y ser capaz de comunicar a su equipo las metas de la organización para que los esfuerzos se dirijan hacia la dirección correcta.

Compromiso, respeto, y lealtad. El respeto mutuo es un valor esencial para la convivencia en las organizaciones. Es fundamental que exista respeto entre los miembros del equipo y los líderes para que sea un equipo eficaz. Habrá buena disposición a realizar un esfuerzo extra si están presentes el compromiso y la lealtad con las metas.

Objetivos específicos y cuantificables. Sin un objetivo y sin metas, no hay equipo. ¿Por qué es importante para un equipo tener un propósito, una meta? Porque guía a sus miembros a saber hacia dónde van, les da un rumbo. En la medida que todos los componentes del equipo conozcan y comprendan su propósito y metas será mayor la probabilidad de llegar al éxito.

Comunicación efectiva. Las investigaciones demuestran que este es el principal freno que perciben los empleados actualmente en sus trabajos. El líder y los miembros del equipo en un entorno de apertura y confianza deben intercambiar información y retroalimentarse.
Preguntas útiles:¿cómo lo estoy haciendo?,¿qué es correcto y qué es incorrecto?,¿cómo lo puedo hacer mejor?,¿qué necesitas para hacer mejor el trabajo?

Retroalimentación.¿Avanzamos?,¿cómo lo estamos haciendo?.Debe obtenerse retroalimentación sobre el resultado del trabajo realizado por el equipo. Esta retroalimentación permitirá rectificar cuando se detecte que no se está en la dirección correcta o reorientar cuando las naves deben cambiar rápidamente su rumbo.

Pensamiento positivo. Ninguna idea debe ser censurada. Las nuevas ideas son bienvenidas y el asumir riesgos debe ser valorado y estimulado. Los errores deben ser vistos como oportunidades de crecimiento y aprendizaje y no como ocasiones para la condena o desaprobación.

Reconocimiento. El reconocimiento es un impulsor para la motivación. Otro es el reto, el desafío. El reconocimiento puede ser tan simple como una expresión verbal del tipo: “bien hecho”. O en oportunidad de presentar los resultados a la Dirección, mencionar el trabajo realizado por el equipo al resto de la organización, o una carta de felicitación, etc. En definitiva el 
equipo debe ser reconocido por sus esfuerzos y resultados.

Las empresas que sean capaces de adaptarse a los cambios o mejor aún a generarlos serán las que sobrevivan. Es así que los directores, gerentes y jefes son los responsables en gran parte de liderar a sus equipos hacia el cambio no sólo a través de una moderna gestión sino buscando el cambio de actitudes de los equipos de trabajo pues ello impacta no sólo al bienestar de la propia organización sino a la relación con los clientes, a las ventas y al crecimiento del negocio.
http://www.iccon.com.uy
© 2011 iccon.com.uy | ivonne.casulo@iccon.com.uy | Montevideo. Uruguay
i2es